Manchester, Inglaterra

Esta ha sido una nueva experiencia de viaje… Me fui a Manchester un tiempo para mejorar el inglés, estudiando por la mañana en una academia e intentando conocer a los ingleses el resto del tiempo…
Aunque ha sido una tarea difícil. Los rumores que oí antes de partir que los ingleses eran muy cerrados, se han revelados verdaderos.
En este tiempo he conocido gente de todas partes del mundo, pero con los nativos ha sido un problema llegar un poco más allá de unas sencillas preguntas y respuestas.


Desde el aeropuerto puedes llegar al centro de Manchester con un tren o con un bus. Las comunicaciones son bastantes frecuentes y rápidas, y si eliges un bus con menos de 5 pounds llegas a Picadilly Station, prácticamente en el centro de Manchester.


Como ciudad Manchester me ha sorprendido positivamente. Es una ciudad bastante grande y una de las más importantes de Inglaterra. Pero es bastante a medida humana y diría incluso bonita, sobre todo con un día de sol. 




Me alojaba en una residencia en la zona del centro y realmente me moví casi exclusivamente caminando.
Hay que recordar que Manchester ha sido la capital de la Revolución Industrial. Se podría decir que por aquí empezó todo… lo bueno y lo malo de nuestro nuevo mundo.


Manchester es todavía hoy una de las ciudades más industriales de Inglaterra, pero todas las industrias se movieron a las afuera de la antigua ciudad.
El centro histórico se reconvirtió. Los antiguos edificios, fábricas y altas chimeneas, que antes echaban los grises humos y que volvían todo negro, se reformaron y reconvirtieron en edificios para otras actividades más limpias. Oficinas y viviendas. Además hay también una mezcla interesante entre los antiguos edificios de ladrillos rojos y la nueva arquitectura de cristal.



También hay que decir que Manchester es la ciudad de la lluvia,,, o esta era toda Inglaterra…???.
Viniendo de un lugar donde siempre es primavera y pasar a otro donde siempre es invierno y frío no ha sido fácil. Pero ha habido también muy bonitos días de sol y calor, aunque diría que prácticamente ha llovido casi todos los días.
Manchester es también una ciudad universitaria, esto la convierte en una ciudad no tan cara como otras. Puedes comer y beber a precios universitarios, hay locales nocturnos para universitarios, y la ciudad parece más viva y alegre, con actividades culturales, música, etc.


Pasear por el Centro Histórico de Manchester es bastante fácil. Podría decir que si sabes donde ir, en un par de días ves prácticamente todo lo más importante.

Recorrido por los edificios y zonas que no habría que perderse en Manchester.
Partiendo por el Ayuntamiento, Town Hall
Está en el centro de Manchesater. Por fuera el edificio es muy bonito, estilo gótico medieval, pero la parte más interesante está por dentro. 


Es como entrar en un Castillo. Si quieres relajarte o protegerte de la lluvia hay una muy bonita cafetería, que por el lugar y la decoración, parece estar tomando un café en un salón de un antiguo castillo.



El interior es de estilo gótico, con arcos y pasillos. Las plantas superiores normalmente están reservadas a conferencias y bodas. Yo conseguí pasar y pude visitar las espectaculares salas que hay arriba. Pero por lo visto no lo permiten siempre.




Manchester tiene dos espectaculares bibliotecas. La Central Library y la The John Rylands Library. 
La Central Library está metida en un edificio Neo Clásico, pero lo sorprendente es su interior. Espectacular por su modernidad, espacios y tecnologías.


Luego está la The John Rylands Library. La biblioteca antigua. Cuando estás dentro es como estar dentro una catedral y castillo al mismo tiempo. Sentarse a leer un libro en su espectacular sala de lectura es toda una experiencia.





Si paseas por Deansgate St, una de las calles más largas de centro, te podrás encontrar con una muy bonita mezcla arquitectónica de edificios, hasta llegar a la Catedral de Manchester. 



Realmente la Catedral no es muy grande, pero vale la pena una visita. 



Cerca de la catedral está la zona más comercial de la ciudad. Con una multitud de tiendas de moda y Centros Comerciales, Market Street.
En esta zona central hay también edificios más antiguos donde puedes encontrar en su interior los clásicos Pub ingleses donde puedes comer y beber a precios aceptables.



Llegamos después a Picadilly Gardens. Con la clásica Noria inglesa en el centro y alrededor siempre una multitud de gente. Gente sentada hablando, espectáculos callejeros, puestos de comida, etc.


Cerca de Picadilly Gardens está China Town, que para mi gusto no tiene nada de interesante.
Cerca del río, Irwell River, hay una zona más moderna. Edificios de cristal y con bares de moda.


Estas son las zonas más centrales. Luego están otras zonas arquitectónicamente muy bonitas, Como el Northern Quarter, y la muy bonita Castlefield.
Castlefield no está muy lejos del centro, se llega en pocos minutos, y no hay que perdérsela.
Posiblemente es la zona más bonita de Manchester. 



La llaman la Venecia de Manchester, aunque si tiene que parecerse a algo, creo que se parece un poco más a Amsterdam. Es una zona de canales, agua, barcos, bares modernos, y mucha vida. Sobre todo si es un día de sol.



Hay zonas de Manchester que recuerdan un poco la antigua New York, y de hecho muchas veces las usan como escenario para rodar películas sobre la antigua New York.


Estas son los principales lugares para visitar en Manchester, aunque tiene muchas más cosas.
Y como no olvidarse de las clásicas cabinas telefónicas inglesas... Ahora la tienen solo como decoración urbana.


>>  Chester

No hay comentarios:

Publicar un comentario