Argentina, El Calafate y el Glaciar Perito Moreno

Etapa 1
Después de un largo viaje llegué a Buenos Aires, y tras una breve noche en una pequeña y sucia habitación en un hostal volví a coger otro avión hacia Calafate en la Patagonia Argentina.

Por fin llegué al tranquilo Hostal Glaciar en el pequeño pueblo del Calafate. Es un pueblo pequeño que se desarrolla en una sola calle principal con algunas calles perpendiculares. El Calafate se creó para los turistas que van a visitar el famoso Glaciar Perito Moreno.


La mañana del día siguiente contraté una excursión al Perito Moreno. El guía empezó a contar la historia de Calafate y de cómo creció en los últimos diez años. Después contó la historia del Lago Argentino, el segundo lago más grande de Sur América después del lago Titicaca. Y de repente el tiempo empezó a cambiar y llegaron un montón de nubes. El viento era frio y fuerte. Durante el camino vimos unos Cóndores. Al final llegamos a la zona del Parque Natural de Los Glaciares.


Aquí empezó a nevar. De poquita nieve pasamos a tormenta. Cuando avistamos el Perito Moreno hicimos una parada. Es impresionante ver este glaciar y lo imponente que es. No obstante el mal tiempo y la poca visibilidad fue un espectáculo único.


Es uno de los glaciares más imponentes del mundo, y ha sido considerado la octava maravilla por las espectaculares vistas que ofrece. Está Situado en una zona rodeada de bosques y montañas.

Se extiende sobre el Brazo Sur del Lago Argentino, con un frente de cinco kilómetros de longitud y sesenta metros de altura.


Seguimos hasta llegar al frente del glaciar. Era impresionante, azul y enorme. La nieve, el viento y el agua casi no permitían sacar fotos. Se veía solo la parte frontal, la parte superior estaba cubierta. Después fuimos a coger un barco que nos llevó hasta delante del frente del glaciar. Hacia un frio impresionante. Pero el espectáculo valía la pena. Salí a la cubierta para poder admirar y sentir la fuerza del lugar, aguantar el frio era poco esfuerzo comparado con el impresionante espectáculo. Después de bajar del barco unos pocos fuimos a dar un paseo por la orilla del lago acercándonos aún más al glaciar.


Al final volvimos, estaba emocionado y un poco enfadado por la mala suerte que tuve con el tiempo. El viaje prometía bien.


Etapa  - Siguiente

1 comentario:

  1. que increibles imagenes! me hace acordar mucho a mi viaje a un hotel en calafate. esos paisajes son algo que queda para siempre!

    ResponderEliminar