Myanmar la antigua Birmania

Introducción
El circuito por Myanmar lo hicimos en 14 días en Noviembre 2018. 

Myanmar todavía mejor conocido como Birmania, es un país que solo haces pocos años ha abierto las fronteras al turismo extranjero. 
Aún quedan zonas restringidas, pero el clásico circuito turístico es seguro y tranquilo. 
En muy poco tiempo han avanzado a nivel tecnológico. Todo el mundo tiene uno smartphone y navega por Internet. 
En todos los hoteles hay wifi gratis, a veces funciona bien y a veces menos, pero la hay. 

Visa Myanmar:
Se puede hacer la Visa on-arrival por Internet. Es muy rápido y fácil, el coste es de 50$. 
Cuando llegas al aeropuerto de Yangon o Mandalay, solo hay que ponerse en la cola de pasaportes y entras sin problemas. El visado tiene una duración de 3 meses desde que lo pides y de 28 días una vez entrado en el país. 

Dinero y cambio:
Antes de partir, leyendo blogs o foros, me preocupé un poco por el tema del dinero y cambios, pero sin razones. 
Llegamos en el Aeropuerto de Mandalay, cambiamos euros en el aeropuerto y el cambio fue fantástico, prácticamente sin comisiones. 
Decían que todo se pagaba en dólares. Todo se paga con moneda local, los kyats, pero puedes pagar también algunas cosas en dólares. 
Hay cajeros ATM prácticamente por todas partes, y en los hoteles puedes pagar con tarjeta, eso si, te cobran el 3% de tasas. 
Nosotros estuvimos en alojamientos entre 12€ y 25€, y en todos se podía pagar con tarjeta. 
Los cajeros suelen cobrar una comisión. 

Aplicaciones útiles para móvil:
Para moverse por el país una aplicación muy útil es Maps.me. Funciona sin conexión a Internet, puedes puntear los lugares más importantes para ti, te descargas el mapa del país y el GPS te ayudará a no perderte. 
A diferencia de otros países del Sureste Asiático, las reservas en hoteles es prácticamente obligatorio hacerlas con aplicaciones como Booking.com o Agoda.com. 



Nosotros hicimos un circuito clásico en noviembre 2018.
Entramos por Mandalay, subimos en las montañas de Hsipaw, volvimos a Mandalay y en barco fuimos hasta Bagan. Desde Bagan llegamos al Lago Inle y desde allí llegamos a Yangon. Todo esto lo hicimos en 14 días. 
Sinceramente habíamos programado más tiempo en Myanmar, pero decidimos irnos 3 días antes, consideramos que el país ya no nos daba para más.

Estas son las Etapas:

1 - Mingun
2 - Amarapura, Inwa y Sagaing, antiguas capitales Birmanas 
3 - Hsipaw, una tranquila aldea en las montañas de Myanmar
4 - El Viaducto de Gokteik
5 - Mandalay, la ultima capital del reino birmano
6 - Desde Mandalay a Bagan navegando por el río
7 - Visita a los templos de Bagan
8 - El hermoso Lago Inle
9 - Yangon (Rangun)

Myanmar me pareció un lugar caro respeto a lo que ofrece.
Los hoteles caros y la comida cara respecto a los otros países de Sureste Asiático. 
El regateo es prácticamente nulo. Solo se le puede rebajar unos céntimos y en los mercados. 
Es prácticamente obligatorio reservar los hoteles en plataformas virtuales como Booking.com o Agoda.com. Si vas por libre te dicen que tienes que reservar por Internet. A lo mejor lo hacen para tener un control, no se si el gobierno o los dueños de los establecimientos. 
Me pareció que los medios de transporte funcionan bien y con horarios británicos, salen y llegan muy puntuales. 


Si tuviera que dar un color al país sería sin dudas el dorado. El oro está presente en todas partes, hasta en las caras de la gente que se pone la Tanaka como maquillaje y para protegerse del sol. 
La comida, diría barbacoa, o sea, verduras y carne a la barbacoa. Hay lugares de barbacoa por todas partes, cocinan muchísimo así. 
Un olor, el de la braza de la barbacoa. 

La gente es encantadora, como en la mayoría de países asiáticos. Te sonríen y te miran con curiosidad pero también de forma tímida. Luego están lo que viven con el negocio del turismo, que te miran para ver cuánto te pueden sacar. Pero esto es normal en todo el mundo. 
Todavía no es un país muy turístico, pero están preparando todo para que lo sea, aunque y espero equivocarme, con el ritmo que llevan y la inexperiencia que tienen, me da que se le va a ser muy grande, y lo van a estropear. 

Conclusión. 
Myanmar es un país bonito, pero a lo mejor me esperaba más de él. No me ha emocionado tanto como me imaginaba iba a hacer. 

Mingala ba (hola) Myanmar y jisu ba (gracias) por la experiencia.

Yangon (Rangun), Myanmar

Etapa 9

Por la mañana sobre las 7.00 llegamos en Yangon (Rangun) a la estación de buses de la compañía Famous Express. Los buses de Famous no paran en la terminal de Aung Mingalar Hightway bus station. 
Lo bueno es que Famous tiene un free bus que lleva directamente al centro de Yangon a la Sule Pagoda. El trayecto duró otro 40 minutos. 


Desde primera hora de la mañana hay mucha actividad en Yangon, y a pesar de llegar un domingo había colas por las carreteras. 
El tiempo estaba entre cubiertos y despejado, pero había mucha humedad y calor. El norte del país es mucho más fresco. 
Con un taxi llegamos al hotel en Chinatown. 


Yangon, también conocida como Rangun, es la ciudad más grande de Myanmar. Es el centro de la actividad económica, aunque ya no es la capital del país. Desde el 2005 la nueva capital de Myanmar es Naypyidaw.


En Yagon decidimos quedarnos solo un día, al día siguiente por la mañana volaríamos a Bangkok. 
Desayunamos y después de una ducha nos pusimos en marcha para visitar lo que pensábamos valía la pena ver. 
Viajeros que nos cruzamos por el camino y que ya habían estado en Yangon, nos comentaron que era una ciudad fea y con muy poco que ver. La primera impresión no fue esta.


Nos pareció una ciudad con una arquitectura colonial decadente con mezcla asiática y moderna, muy interesante. Además, al contrario de los que nos comentaron, nos pareció una ciudad limpia y sin basura por las calles. Al parecer el gobierno intenta que tenga una buena imagen.


Nos pareció una ciudad con una evolución hacia la modernidad que va de forma exponencial. Se está preparado al futuro tecnológico muy rapidamente. 
Por la ciudad nos movimos en taxi, y no pagamos más de 2000 kyats por trayecto (aprox. 1€). 
Estábamos en la zona de Chinatown que lindaba con Little India.


A la salida del hotel nos metimos directamente en el mercado. Los olores y colores de mucha variedad nos rodearon desde el primer momento.




Hay muchos chinos e hindúes en Yangon. 
Después de recorrer parte del enorme mercado, con un taxi fuimos a la Shwedagon Pagoda. La estaban restaurando.


La Shwedagon Pagoda es la más importante de Myanmar y considerada la más grande del mundo. Aquí vienen mucho peregrinos de todas partes del país y del mundo a visitarla.



La leyenda cuenta que la Pagoda se construyó antes de la muerte de Siddharta Gautama, Buda, y tiene una antiguidad de 2500 años. Aunque los arqueologos no están de acuerdo. 
En su interior hay varias reliquias del Buda, entre ella un trozo de tela y varios cabellos. 
Se quedó abandonada hasta el 1300, hasta que el Rey Binnya U ordenó su reconstrucción.



Después de varias reconstrucciones la Estupa hoy en día tiene una altura de 100 metros y está cubierta con un baño de oro. 
Para entrar hay que pagar 10000 kyats (aprox. 5.50€).



No se si será siempre así, pero cuando fuimos nosotros (era domingo), estaba llena de fieles rezando y poniendo ofrendas. Extranjeros de visita no había muchos.


El lugar es muy grande y la Pagoda en si, es enorme. Hay que considerar que nosotros ya habíamos visitado muchas más Pagodas a lo largo del país, y sinceramente, si, es grande y bonita, pero no me transmitió, no me llegó como otras qué vimos.



Después de visitarla, con un taxi fuimos a la estación de trenes. 
Aquí hay un Tren Circular que da la vuelta al radio de la ciudad. Para dar la vuelta se tarda 3 horas.



El billete se compra dentro la estación en la taquilla del andén 6-7, coste 200 kyats (aprox. 0.10€). Nos comentaron que hay vendedores que suelen intentar vender a los extranjeros los billetes muchos más caros, pero a nosotros no nos pasó nada de esto.



El tren, es bastante rudimentario, con asientos de madera. 
Con este recorrido se puede ver la vida del pueblo más pobre que intenta sobrevivir en la ciudad.



Se ve la cara sucia que el gobierno intenta esconder a los extranjeros. La basura y el plastico que rodea las ciudades asiaticas.



El recorrido es bastante largo, y más o menos escenicamente parecido. 
Se ven las zonas de chabolas y la suciedad donde vive la gente, donde juegan los niños. Prácticamente viven encima de la basura.



Aunque al parecer esta suciedad es tan normal para ellos que conviven con ella con naturalidad.




Como el resto de los transportes de Myanmar, el tren tiene una puntualidad británica.



Cuando llegamos a la estación, después de la vuelta, empezó a llover a cántaros. Tuvimos que refugiarnos bajo un techo, y cogimos un taxi para volver al hotel. Aún no habíamos comido, solo un picoteo, estábamos muertos de hambre y bastante cansados por el día y la noche de viaje.


Nos paramos a darnos un último homenaje de comida antes de volver al hotel. 
Al día siguiente teníamos que coger un avión muy temprano para ir a Bangkok y desde allí llegar directamente a la isla de Koh Sichang a descansar unos días. 
Por la mañana el taxi que nos llevó al aeropuerto nos costó 7400 kyats (aprox. 4€).

Aquí termina el recorrido por Myanmar, la antigua Birmania.
Gracias por lo vivido!

Lago Inle  <<   >>

El hermoso Lago Inle, Myanmar

Etapa 8

Desde Bagan cogimos un Minivan por la mañana para llegar hasta Nyaung Shwe, en el Lago Inle, coste 15000 kyats (aprox 8.50€) por persona. 
El trayecto duró unas 8 horas. Fue interesante ver el recorrido y el cambio de paisajes. Cuando entra en la zona de las montañas, si no fuera por las casas de madera medio rotas, no parecería estar en Myanmar.
La llegada al valle del lago fue espectacular, con los campos de cultivos y las montañas con bosques.
El minivan nos dejó en el hotel, eran la 17.00.


Al día siguiente hicimos la excursión de un día con el barco por el lago.
Cuesta 18000 kyats (aprox. 10€) el barco. A las 8.00 nos llevaron al muelle, allí subimos al barco de madera.


Desde Nyaung Shwe, para llegar al lago hay que recorrer el Canal de Nankand durante unos 15 minutos, estábamos en un barquito de madera, e íbamos a toda velocidad.


El lugar es muy bonito, verde y cultivos por todas partes.
Entramos en el Lago Inle y vimos la extensión que tenia. Tiene un largo de 100 kilómetros y un ancho de solo 5 kilómetros.
Es muy grande, aunque no muy profundo, en las épocas de lluvias llega a unos 5 metros de profundidad y en las épocas secas a tan solo 2 metros.


Justo a la salida del canal y entrada al lago, el primer encuentro que tuvimos fue con los pescadores. Son pescadores que reman con una pierna, luego en equilibrio sobre la punta del barco echan una red cónica.



Los que están al principio del lago son pescadores para turistas. El barco se acerca, y ellos como verdaderos modelos, se ponen en las distintas posiciones.
Muy bonito para ver y para la foto, pero al final se ha convertido en un espectáculo para turistas.
Al final de los poses se acercaron pidiendo dinero. Ganan más posando para los turistas que pescando. Aunque hay que reconocer que son verdaderos acróbatas. 



Seguimos navegando por el lago, la verdad es que es muy bonito y relajante. El día estaba soleado, pero nada caluroso, una temperatura ideal para navegar.


Llegamos a un pueblo donde había un mercado. Cada día el mercado cambia de lugar, rodando por el lago. Es muy bonito entrar por las zonas cerca de la orilla.
Hay casas flotantes, canales con jardines y cultivos flotantes, los tomates son hermosos, y muy ricos de sabor. La gente está tranquilamente haciendo sus quehaceres.




Llegados a tierra firme, fuimos paseando hasta llegar al mercado.
El mercado al que fuimos tenía mucha artesanía local, muchas cosas para turistas, con precios elevados. Por lo menos, al contrario del resto del país, aquí se puede regatear un poco.
Aunque aconsejo ir al Mercado de Nyaung Shwe, los precios son más baratos. No encuentras todo lo que hay allí, pero muchas cosas si.




Visitado el mercado, nos dirigimos hacia el sur.




 A lo largo del recorrido se puede ver la vida del Lago Inle, los trabajos de la gente, los pescadores.




Entramos en un pueblo de casas flotantes.



Paramos en una fábrica de telas, donde hacen longyi (la típica falda birmana que usan mujeres y hombres) y más cosas.
Nos enseñaron como hacen seda con la flor de loto. Además usan seda normal y algodón.



Interesante, aunque los precios no mucho. Luego visitamos una fábrica de joya de plata.
Estas fábricas son más bien exposiciones para turistas.



También visitamos una fábrica de cigarrillos, aquí lo haces enrollando hojas.



Fuimos a visitar la Phaung Daw Oo Pagoda, es una de las tres principales de Birmania.




En su interior hay una reliquias donde los hombres colocan hojas de oro, las mujeres no pueden acercarse. Y fuera de la Pagoda un mercado. 


Nos paramos a almorzar en un restaurante flotante en el lago. La comida era muy buena y no más caro que en el pueblo. Aquí comimos unos tomates verdes con un aliño especial, buenisimos!


Después fuimos a ver las Mujeres de Cuello de Jirafa (Padaung).
Son de la etnia Kayan, ya casi en vía de extinción, quedan unas 7000 personas. Las jóvenes ya no quieren ponerse los collares. Aunque con el negocio de los turistas que las buscan para verlas, hacen que esta tradición siga.
Dicen que las mujeres se ponen estas anillas para que los tigres no les ataque. Pero que pasa con los hombres?


Me dio mucha pena verlas, parecían estar allí en exposición para que la gente le sacara fotos.
Creo que fueron las únicas personas que vi con ojos tristes. Estaban allí porque con los turistas ganan más dinero.


Desde allí fuimos a ver Nga Phe Kyaung Monastery. Un monasterio flotante.






Salidos de monasterio fuimos navegando en el medio de otros jardines flotantes de cultivos. 
Ya eran las 15.30, y para volver se tardaba una hora, así que nos metimos rumbo al pueblo.



El tour del lago, es básicamente un tour comercial. Los barcos se paran en los lugares donde los turistas pueden comprar.


A pesar de esto vale la pena hacerlo. Los lugares son preciosos, el lago transmite paz.
Volvimos con las ganas de dar la vuelta al Lago Inle otra vez, pero no había mucho más que ver. 


Al día siguiente estuvimos por el pueblo. Queríamos alquilar una moto, pero aquí está prohibido alquilarlas a los extranjeros, aún no he entendido la razón.
Solo se alquilan bicicletas por 3000 kyats (aprox. 1.70€) al día. Visto lo visto, estuvimos explorando el pueblo.


Y el mercado. Muy bonito y colorido por la mañana, lleno de gente y vida, después de mediodía ya cierran o se van casi todos.





Terminamos nuestra estancia en el Lago Inle con un masaje en un SPA.
El Aqua Lilies Day Spa And Beauty Center, no suelo recomendar los comercios, pero este me pareció bueno.


Al día siguiente cogimos un Night Bus para ir a Yangon. 
Hay buses de día y de noche y muchas compañía diferentes. Los precios varían entre 18000 kyats (aprox. 10€), hasta 30000 kyats (aprox 16.50€). Nosotros cogimos unos de los mejores, Famous Express, costó 26000 kyats (aprox 14.50€).
Queríamos llegar a Yangon a pasar el último día en Myanmar más o menos descansados.
Salimos a las 19.30, el viaje fue tranquilo y cómodo. Por la mañana sobre las 7.00 llegamos a Yangon.

Bagan   <<   >>   Yangon