Los Murciélagos de Battambang, Camboya. Vuelta al mundo

Etapa 35
Llegamos a la ciudad de Battambang y con un tuc tuc nos dirigimos a buscar nuestro nuevo hogar de residencia.
Battambang es la segunda ciudad más grande de Camboya, pero parece solo un gran pueblo.


Fue un antigua colonia francesa y muchas de las casas del centro tienen un estilo colonial francés, casas bajas con balcones,,, lo divertido es que tienen calles con números, tipo: 2 Street, 2 y medio Street, 3 Street, etc.


El Mercado es el centro de la ciudad y alrededor del él se mueve la vida más interesante de la ciudad. Aquí están los lugares para comer y es donde la ciudad está más animada.
Battambang no es muy turística, son pocos los extranjeros que se ven por las calles, y esto la hace una ciudad más auténtica y con precios mejores… conseguimos una habitación en la Guest House 333, con baño privado, limpia y cerca del mercado por 4$ la noche.


Pasear por la ciudad es interesante, pero lo más interesante está a las afuera de la ciudad.
Para ver los alrededores se puede hacer con un tuc tuc o alquilando una moto.
Ya que estamos ya experimentados en alquilar motos, esta fue nuestra opción.
Antes de salir de la ciudad fuimos recorriendo un poco las calles más alejadas para ver un poco como era la vida local.


Descubrimos una antigua Estación de Tren abandonada, que ahora está ocupada por gente. Un lugar curioso.


Desde la estación nos dirigimos por una carretera hacia el sur costeando el río y nos metimos por los campos de cultivos. En esta zona cultivan cacahuetes aparte de frutas y arroz. Aquí se puede ver la gente del campo y los hogares más típicos y auténticos camboyano.



El primer lugar donde paramos fue el Templo Phnom Banan. La entrada al templo cuesta 3$, pero incluye también la entrada a otros dos templos.
El Phnom Banan está encima de una colina y para llegar a él hay que subir una escalera de 354 escalones, bastante empinada…
Hay niños que persiguen los turistas con abanicos mientras suben la escalera a cambio de una propina.



Se cree que este fue el templo al que se inspiraron para construir Angkor Wat.
La subida es bastante empinada, pero se sube bien…


Desde arriba se pueden admirar bonitas vistas de los campos de cultivos camboyanos.
En la parte baja del templo hay puestos de comida y zonas de descansos con hamacas donde se reúnen los camboyanos para pasar la tarde. Lo bueno es que no hay muchos turistas por aquí, pero vienen bastantes camboyanos a visitar el templo.



Después de visitar el Templo Phnom Banan nos metimos otras ves por los campos de cultivos. Estamos al final de la temporada seca y los campos están bastante secos.
El siguiente destino fue el Templo Phnom Sampeau. Es también un templo construido en lo alto de una colina. La parte más trágica de este templo es que en el periodo de la revolución de los Khmer Rouge desde lo alto del templo lanzaban los prisioneros a una caverna de 30 metros de altura. Otra de las barbaridades de los Khmer Rouge.


Para entrar sirve el ticket del otro templo. Para subir hay varias opciones: subir por una escalera empinada, contratar una moto que te suba por la carretera, los tuc tuc no pueden subir porque es muy empinada,,, o como nuestro caso, subir con tu propia moto.
El templo arriba es bastante grande con varias pagodas. Las vistas son muy bonitas y se puede ver la gran llanura camboyana.


La sorpresa más grande fue que nos encontramos con una espectacular gruta. Una escalera que baja te lleva en un lugar increíble, de cuentos…




Después de alegrarnos del fantástico descubrimiento bajamos con la moto en la parte de abajo del templo para asistir a otra increíble experiencia….
Las salida de los Murciélagos…


Hay una gran caverna y al bajar del sol millones de murciélagos salen para ir a los campos de arroz a comer.


Durante unos 40 minutos salen murciélagos sin parar, un increíble espectáculo de la naturaleza.
Desde aquí volvimos a Battambang.

video

En Battambang al final pasamos unos días antes de movernos otra vez hacia un nuevo país.


Esta vez entramos a Tailandia nuestro quinto país.
Un Minivan nos llevó directos a Bangkok, coste 14$. Tenía que ser un recorrido de 8 horas que se convirtieron en 12…
Desde Bangkok nos movimos hacia el norte de Tailandia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario