Visita a los Templos de Angkor en bicicleta, Camboya. Vuelta al mundo

Etapa 34
Llegamos a Siem Reap por la mañana y un tuc tuc nos llevó “gratis” a un hostal… claro luego quería vendernos el tour a Angkor… Pero nuestra idea era ir a ver los Templos de Angkor en bicicleta.
En Angkor había estado hacia unos años y sabía cuáles eran los mejores templos que ver y cuales se podían visitar tranquilamente en un día.


Hay que decir que el mundo de Siem Reap y los Templos de Angkor no son Camboya,,, es como un pequeño estado o mundo diferente a lo que es Camboya. Quien ha ido solo a Siem Reap y muchos lo hacen, no conocen nada de Camboya.
En Siem Reap se mueve mucho dinero la gente que vive aquí vive intentando ganar dólares,,, hasta el punto que se enfadan si les preguntas precios y luego no compras…
La vida en Siem Reap se anima por la tarde noche, cuando los miles de turistas que visitan a diario el centro arqueológico de Angkor vuelven a sus hoteles.


El centro de Siem Reap es principalmente la zona del Market y el Night Market, los dos son mercados para turistas, con suvenires. Luego está la Pub Streat, donde hay restaurantes, pubs, centros de masajes, y todas las cosas que pueden entretener al turista.


Al día siguiente a nuestra llegada alquilamos por la mañana una bicicleta, nos tomamos un fuerte desayuno y nos preparamos una mezcla de litro y medio cada uno de agua, limón exprimido, azúcar y sal (aquarius casero) para aguantar tantas horas bajo el fuerte sol y calor de Angkor.
Para llegar a la taquilla hay que recorrer unos 5 kilómetros, luego recorrimos unos 20 kilómetros más haciendo el circuito pequeño para ver los templos más espectaculares de Angkor.
La Entrada a los Templos de Angkor cuesta 20$ 1 día, 40$ 3 días y 60$ una semana.
Empezamos por Angkor Wat, repleto de gente. No es uno de los mejores bajo mi punto de vista, pero es “obligatorio” verlo.


Angkor Wat es el único templo que nunca ha sido abandonado y ha estado activo prácticamente desde su construcción. Tiene una forma cuadrada y concéntrica con pasillos que te acercan al núcleo central. Inicialmente el Templo estaba dedicado al dios Vishnú, deidad Hinduista. Angkor Wat es el símbolo de Camboya, hasta el punto que aparece en su bandera.


Salimos de Angkor Wat y nos dirigimos hacia uno de los Templos que hace unos años me había transmitido muy buenas vibraciones y que tenía un encanto particular, el Templo de Banteay Kdei.


Es un templo bastante sencillo y no demasiado grande. Pero cuando estás dentro es como si te trasladaras a épocas anteriores. Recorre un pasillo a través de ruinas, piedras caídas y árboles que quisieron reconquistar su propio territorio. Las decoraciones y grabados son de origen hinduista.


Desde Banteay Kdei en poco tiempo se llega a uno de los templos más espectaculares del complejo de Angkor, el Templo de Ta Prohm.
Si no hubiera tantas personas en el interior del templo sería como si pudiera revivir una película de aventura, te sientes un poco Indiana Jones…


Por lo visto Ta Prohm fue el Templo elegido como muestra de cómo se encontraron los Templo cuando se descubrieron… Además lo dejaron así también porque no tenían fondos en aquel momento para restaurarlo… Espero que no lo toquen!!!!


Aquí se puede ver la reconquista de la selva sobre las construcciones humanas,,, los árboles parecen grandes gigantes que avanzan muy despacio aplastando las construcciones humanas.
Es un espectáculo que no se puede ver en muchos lugares del mundo.


En Ta Prohm nos quedamos casi un par de horas. Luego nos paramos a comer y nos refrescamos un poco,,, el calor de las dos de la tarde es muy fuerte.
Después del almuerzo nos dirigimos hacia Angkor Thom, la gran ciudad, entramos por la puerta este y salimos por la puerta norte hacia Preah Khan.
Preah Khan no es un Templo, fue una gran biblioteca. Aquí también te encuentras con los muros de piedras caídas y grandes árboles encima de los muros.



Para terminar con la ruta volvimos a la antigua ciudad de Angkor Thom y nos paramos en el centro de ella donde está el espectacular Templo de Bayon.


Bayon es un templo de estilo budista con 54 torres y con la particularidad de que en sus torres y fachadas hay cerca de 200 caras enigmáticas y sonrientes. Dicen que son las caras del Ególatra Emperador Jayavarman VII, manifestando su veneración hacia sí mismo.


A Bayon llegamos con la luz del atardecer.
Quedaba poca gente en Angkor y pudimos visitar Bayon con más tranquilidad, aunque un poco cansado por el calor…


Creo que El Templo de Bayon y el Templo de Ta Prohm son los más espectaculares del Complejo Arqueológico de Angkor.
Sobre las 17.30 h salimos de Angkor y volvimos a Siem Reap.


Fue muy bonito hacer el recorrido en bicicleta y fue menos agotador de lo que me imaginaba.
El calor es el problema más grande,,, creo que al final del día me tomé unos 5 litros de líquidos…
Al día siguiente nos marchamos de Siem Reap y nos dirigimos en Bus a Battambang, a unas 4 horas de Siem Reap, Coste 6$.

Kampot  <<  >>  Battambang

No hay comentarios:

Publicar un comentario