Singapur, el tigre de Asia, Singapore. Vuelta al mundo

Etapa 51 
Singapur, también llamada “El Tigre de Asia” es una ciudad estado situada en la isla de Singapur al sur de Malasia. Para entrar vía tierra hay que pasar por la ciudad de Johor Bahru, en Malasia.
La Republica de Singapore es un estado bastante joven. Después de la Segunda Guerra Mundial la Federación de Malasia obtuvo su independencia del Reino de Britania y Singapur entró a ser parte de esta federación. 


Pero después de dos años las diferencias entre los dos países eran muy grandes y Singapur se separó de Malasia. Mejor, según un señor chino de Singapur que conocimos, fueron los malayos los que expulsaron a Singapur de la Federación porque había demasiados chinos y al gobierno malayo no le gustaban los chinos.


En pocos años Singapur se volvió una de las mayores potencias económicas de Asia y mundiales.
Tecnológicamente y económicamente Singapur es el país más avanzado del Sureste Asiático.
Nuestra visita a Singapur no fue muy larga, pasamos dos días y una noche y en este breve tiempo intentamos conocer un poco la ciudad.


Entramos a Singapur con el Causeway desde Johor Bahru. Tardamos más de dos horas para pasar las dos fronteras, cruzar la isla y llegar al centro de la ciudad.
Una vez llegados dejamos nuestras mochilas y empezamos a visitar la ciudad.


La ciudad de Singapur es bastante grande y hay muchas zonas interesantes que ver.
Nosotros empezamos por el barrio de Chinatown.


Singapur es una mezcla de culturas, aquí conviven armónicamente las culturas chinas, hindú, unos cuantos ex malayos y una multitud de gente que viene de muchos lugares del mundo a trabajar.
El barrio chino es el barrio más antiguo de Singapur. Los chinos fueron los primeros en habitar y usar esta isla con sus rutas comerciales. 


Después llegaron varias colonizaciones europeas. Lo bonito de Chinatown es ver el contraste arquitectónico de las diferentes culturas. Casitas estilo inglés convertidas en tiendas chinas y de fondo un muro de rascacielos. Casas bajitas de colores pasteles y edificios gigantes de cristal…




Además te puedes encontrar con un templo chino, al lado un templo hindú y a pocos metros con una mezquita.


Desde Chinatown llegamos a la modernísima Marina Bay.
Esta es la zona de los grandes rascacielos, una multitud de torres de cristal que para verlas, mirando hacia arriba, te da dolor de cuello…



Es la zona más rica de la ciudad. Es como estar en una gran ciudad europea, gente corriendo de un lado al otro, todos con traje,,, trajes azules y camisas celestes…
Gente que al fin y al cabo está viviendo para trabajar y ganar dinero y que no tendrá tiempo para disfrutar de él. Personas de todas las razas que caminan sin mirarse, con caras tristes. La magnífica sonrisa malaya que por tantos días nos había acompañado y alegrado, aquí en Singapur había desaparecido…


Paseamos por Riverside, entre esculturas de artistas consagrados como Botero y Dalí y torres increíbles y fascinantes. Unos monstruos de tecnología arquitectónica. 


Desde Riverside se puede ver el skyline de Marina Bay Sands, el símbolo de la ciudad, son tres torres de 60 pisos y coronando los tres rascacielos se ha construido una increíble obra de ingeniería, el Skypark, prácticamente un edificio horizontal ligeramente curvo que parece un barco. Espectacular!!!


Paseamos por Riverside hasta la noche, cuando las luces de los rascacielos se encienden y las vistas se vuelven más increíbles aún.



El ambiente debajo de estas grandes torres era como estar en Inglaterra… había pubs estilo inglés, cerveza, música occidental.


A la mañana siguiente fuimos a visitar Little India, pero de Little India ya no queda prácticamente nada. Donde antes había tiendas hindúes ahora hay tiendas chinas.



Los chinos están conquistando la totalidad de Singapur…
Hay solo una pequeña zona con pocas tiendas y casas de colores…
No me ha gustado mucho Little India.


Por la tarde nos movimos otra vez hacia Malasia.
Los buses que en Malasia se pagaban en Ringgits ahora en Singapur se pagan en Dólares de Singapur. El Causeway que a la ida pagamos 3,3 Ringgits (aprox. 0,8€), la vuelta lo pagamos a 3,3 Dólares de Singapur (aprox. 2,15€), increíble…
Si desde Singapur piensas ir a alguna ciudad de Malasia lo mejor es ir primero a Johor Bahru y desde allí en la estación de Larkin comprar el billete a cualquier parte de Malasia, pero pagando en Ringgits…

Y así hicimos. Llegados a Johor Bahru, a la estación de Larkin y compramos el billete para ir a visitar Melaka, coste 21 Ringgits (aprox. 5,25€). 

Johor Bahru  <<  >>  Melaca

No hay comentarios:

Publicar un comentario