Galicia, Ruta hacia al sur, Vigo, Baiona y Tui

Ruta 2
El Segundo día de ruta decidimos ir hacia el sur de Galicia, en la zona de Vigo.
La idea era llegar hasta Vigo en autopista y desde Vigo recorrer la costa hasta la frontera con Portugal.
Desde Santiago salimos por la mañana a primera hora. El día era caluroso y soleado.
Con la autopista en una horita se llega a Vigo, lo único que me sorprendió es cuanto es cara la autopista aquí… Creo que nos costó 20€ desde Santiago hasta Vigo, y son menos de 100 km.


Vigo me pareció una ciudad muy bonita, moderna y juvenil. Aparcamos el coche cerca del puerto y desde allí nos encaminamos a visitar la ciudad.
Existe un recorrido que te lleva a ver las plazas y los palacios antiguos más representativos de la ciudad. El recorrido es interesante, se trata de pasear y mirar los edificios, que por cierto, en la mayoría ahora hay bancos…


Uno de los símbolos más importantes de Vigo está en la Puerta del Sol, y es la escultura de Francisco Leiro, “El Sireno”. Es una escultura de acero, está colocada encima de dos altas columnas y mira hacia al mar.


Luego hay otro pequeño recorrido que te lleva un poco a explorar el centro histórico por la calle de los Cesteiros, una zona de pequeñas tiendas artesanales de productos típicos gallegos.


Es muy interesante ver como en Vigo y en esta zona en general la tradición gallega se asemeja a la tradición portuguesa. Se nota en el idioma y en la arquitectura local.
Otro lugar interesante para visitar es el Parque de Castro, aquí está la Fortaleza, una fortificación del siglo XVII que corona la cima del monte.


Se puede llegar caminando desde el centro de Vigo. Para llegar hay que subir una cuesta, pero en poco tiempo se llega… 
La Fortaleza es muy bonita y bien cuidada. Desde allí arriba se puede apreciar la Ría de Vigo.
Por desgracia no teníamos más tiempo para quedarnos en esta muy bonita ciudad y seguimos nuestro camino.


Nuestro siguiente punto era llegar hasta Baiona.
Desde Vigo, en muy poco tiempo se llega a Baiona por la carretera general.
Baiona (Bayona) es un pequeño pueblo turístico, sobre todo en la temporada de verano.
Baiona tiene la importancia histórica de ser el primer lugar de Europa donde se conoció la existencia del Nuevo Mundo, aquí llegó el primer barco que volvía de América.


Además tiene un espectacular castillo, el Castillo de Monterreal, ahora Parador Nacional.
La visita al castillo es muy interesante y bonita. La entrada cuesta 1€. El Castillo es una gran construcción originaría de la época romana. Tiene gruesos muros de protección, y un gran parque en su interior. Además de varias torres que se asoman al mar con antiguos cañones apuntando hacia la bahía.




Durante el muy agradable paseo en el interior del Castillo de Monterreal, decidimos pararnos a comer en el restaurante del Parador Nacional. Muy bonito, se come muy bien y no es caro.
Después del rico almuerzo dimos un paseo por las calles del bonito y tranquilo pueblo medieval de Baiona.


Luego nos dirigimos hacia el sur, Tui.
Recorrimos la costa hasta pasar por A Guarda, pero no nos paramos, ya era por la tarde y amenazaba temporal. Desde A Guarda seguimos el camino por el verde Río Miño que limita la frontera entre España y Portugal.
Llegamos a Tui, y sin muchos problemas conseguimos aparcar al lado del centro histórico.


Tui (Tuy) es un precioso pueblo monumental en el límite de la frontera con Portugal. Aquí la mezcla entre la cultura española y portuguesa es muy importante.
Tui es una villa medieval con los edificios y las calles construidas con piedras de río. El recinto amurallado de la ciudad se declaró conjunto histórico-artístico, y es un singular ejemplo de urbe medieval.
El casco histórico es pequeño y en poco tiempo se puede recorrer, pero vale la pena disfrutar con más tiempo posible de este encantador lugar. 


Uno de los edificios históricos más importantes es la Catedral de Santa María de Tuy, del siglo XII con planta y muros exteriores en estilo románico. Al gótico corresponde la fachada principal, la primera en este estilo realizada en la Península Ibérica. 



Se puede bajar por las calles empedradas del pueblo hasta la orilla del río.


Durante nuestra visita empezamos a oír truenos y empezaron a caer las grandes gotas del temporal. Hacía mucho tiempo que no llovía en esta zona y la gente estaba encantada por la llegada de la lluvia. Estuvimos disfrutando un poco de la lluvia, pero el camino de vuelta era largo. Si no hubiésemos tenido apartamento en Santiago seguramente nos hubiésemos quedado a dormir aquí, es un lugar muy agradable.


Para volver cogimos la autopista que aproximativamente en 1:30 h nos llevó hasta Santiago.
Fue un recorrido muy bonito, vimos lugares preciosos y cada vez nos gustaba más Galicia . 

2 comentarios:

  1. la verdad muy bonito yo tengo la suerte de vivir en Baiona y trabajar de taxista en Tui si tienes pensado volver a repetir la experiencia aqui estoy para lo que necesites
    saludos bernardo

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por tu información, estoy partiendo la semana próxima rumbo a Santiago de Compostela, y mi idea era rentar un coche y recorrer el camino desde Baiona hasta Tui, en Tui vivió mi abuelo, antes de venirse a vivir América, así que me gustaría pasar una noche allí, y luego ir a Vigo, desde donde viajaremos a Lisboa.
    Me resultó muy interesante tu diario. Gracias por compartirlo.
    Saludos desde Punta del Este, Rosario

    ResponderEliminar