Galicia, ruta de la costa de Pontevedra

Ruta 3
Tercer día de ruta, la costa de Pontevedra.
Como siempre salimos de Santiago tempranito para aprovechar el día. El tiempo seguía hermoso, con sol y calorcito.
El recorrido fue por la carretera general de la costa entre la Ría de Arousa y la Ría de Pontevedra.


La primera parada la hicimos en Catoira.
Lo más importante de Catoira es el pequeño castillo y las Torres del Oeste, que desde la época romana fueron un punto importante de protección contra los ataques de los Vikingos, que llegaban desde el norte haciendo razias de las riquezas de la zona y sobre todo para entrar en Santiago y saquear sus bienes.


Además Catoira es importante por su romería, la Romería Vikinga, que cada año, desde los años '60, se hace al principio de agosto para recordar estas antiguas razias.
Para llegar a las Torres del Oeste hay que recorrer un camino poco señalizado que te lleva a la orilla de la ría. Después de dejar el coche se recorre un corto y bonito camino por pasarelas de madera y vías de piedras hasta llegar a la zona de las torres. En un principio parece un sitio un poco abandonado, pero luego, cuanto llegas en la zona de las Torres del Oeste te encuentras en un lugar muy bonito. Vale la pena visitar este emplazamiento histórico, me pareció un lugar muy especial.



Después de un hermoso paseo por la zona nos encaminamos hacia Cambados.
Antes de Cambados pudimos admirar como los recolectores de mariscos trabajaban en la ría.


Cuando entras en Cambados te encuentras con una impresionante plaza de la edad media, la plaza de Fefiñáns. Cambados tiene el titulo de Muy Noble Villa. En esta pequeña localidad se reunía la nobleza de la zona. Pasear por este hermoso pueblo es un lujo y no hay que perdérselo. Es también un buen lugar para parar a saborear los productos lugareños, el vino y los productos de la mar.



Con un pequeño paseo desde el centro histórico se puede llegar hasta las ruinas de la iglesia de Santa Mariña. La iglesia que se eleva sobre unos cimientos románicos del siglo XII, fue restaurada y reconstruida en el siglo XV hasta al final ser abandonada en el siglo XIX.


Es un monumento muy peculiar e interesante, transmite una decadencia estilo película de terror. Tiene que ser muy fascínate visitarla en invierno y por la noche…


Salimos dese Cambados y costeamos hasta llegar a la península de O’Grove.
Desde O’Grove se accede a través de un puente a la isla de A Toxa (La Toja).
A Toxa es una isla de balnearios de lujo. Puedes recorrerla pasando por su carretera principal que la rodea.
Un lugar característico de esta pequeña isla es la Ermita de San Sebastián del siglo XII recubierta completamente de conchas de vieira.


Terminado el rápido recorrido en isla nos fuimos a comer en uno de los múltiples restaurantes de O’Grove, y como siempre comimos riquísimo…


Después de la rica comida nos encaminamos hacia la parte más alta de las montañitas de la península, por un camino en el medio del bosque. Desde arriba se puede apreciar una panorámica muy bonita da la zona.


Bajamos hacia la costa y pasamos por las blancas playas turísticas de O’Grove. El camino nos llevó por la costa hasta el pequeño pueblo de Combarro.


Combarro es uno de estos pueblo que en un principio el visitante tiene la tentación de pasárselo por lo alto. Pero no hay que equivocarse. Es un lugar que no hay que perderse.
Después de aparcar en la zona del pequeño puerto nos encaminamos por el centro histórico de la villa. Sus casas y Hórreos cuelgan sobre el mar.


Aún no he hablado de los Hórreos. Los Hórreos son pequeños almacenes de piedra que normalmente se ponían al lado de la casa. Están elevado del suelo con palos para evitar que animales indeseados, como los ratones, no pudiesen llegar a ellos.
Se puede decir que son unas de las imágenes más típicas de Galicia.


Los hórreos de Combarro están a nivel del mar y cuando la marea sube demasiado se quedan como flotando en el agua. 
En las callecitas del centro hay muchos sitios que venden productos de la zona y artesanías. La cosa peculiar es que si entra en todos puede que salgas borracho del recorrido ya que en cada uno te ofrecen probar un licor que hacen ellos.
Combarro es un encantador pueblo de Galicia que no hay que perderse.


Después del increíble y espectacular recorrido que habíamos hecho hasta el momento nos quedaba solo llegar hasta Pontevedra
La dejamos en último lugar porque pensábamos que no había mucho que ver.


Pero por nuestra inesperada sorpresa Pontevedra nos pareció una ciudad espectacular. Una ciudad llena de vida y de historia. Por desgracia no teníamos mucho tiempo para recorrerla porque teníamos que volver a Santiago a devolver el coche.



Pontevedra es una ciudad donde pasar el tiempo en ella no cuesta nada. Recorrimos sus espectaculares calles muy bien cuidadas con ganas de ver cada vez más y cada esquina nos ofrecía un nuevo y diferente punto de vista. En definitiva una ciudad hermosa.



Con pocas ganas de volver a Santiago cogimos la autopista de vuelta.
Creo que sin quitar nada a las otras dos rutas que hicimos en los días anteriores, esta fue la ruta con más concentración de lugares hermosos. En ningún momento nos sentimos decepcionados, además nos acompañó un tiempo estupendo.


2 comentarios:

  1. asuriol@coft.cat04 agosto, 2015

    Gracias, me han servido vuestras anotaciones para rutas en Galicia. No nos perderemos Pontevedra!

    ResponderEliminar
  2. Este octubre estuvimos en Galicia y la ciudad que más nos gustó fue Pontevedra capital, ¡es una ciudad realmente bella!

    ResponderEliminar