Los arrozales de Ninh Binh y Tam Coc, Vietnam. Vuelta al mundo

Etapa 24
Llegamos a Ninh Binh bastante cansados después del tour en Ha-Long Bay y 6 horas de bus.
El bus nos dejó en medio de la carretera en un lugar desconocido, nadie habla inglés por las zonas no turísticas. Gracias a un chico suizo que estaba en el bus con nosotros y que tenía Gps pudimos orientarnos y con otro bus local llegamos al pueblo de Ninh Binh que estaba a unos 10 km de donde nos dejaron.


Ninh Binh es conocido como la Ha-Long Bay de Tierra. A unos 7 kilómetros de la pequeña ciudad, en Tam Coc, hay una serie de rocas kársticas parecidas a las de la bahía de Ha-Long, pero en lugar de navegar por el mar se navega por pequeños canales de agua entre arrozales, un paisaje extraordinario.


Para ir a visitar los hermosos paisajes de Ninh Binh alquilamos una moto, una scooter, coste 6$ más la gasolina, otros 3$.
Alquilar un medio de transporte propio es seguramente mucho más barato que ir en moto-taxi, además te paras donde quieres. En un principio pensar en conducir en Vietnam te da un poco de miedo, pero luego resulta ser muy fácil. En Vietnam todo el mundo va muy despacio. Hay miles de motos por todas partes y creo que nadie supera la velocidad de 50 km por hora, y esto en las carreteras fuera de la ciudad.


video

El tiempo estaba nublado y frío, pero nos aventuramos por los campos de arrozales de Ninh Binh. 
En este periodo, febrero, están preparando los campos, están recogiendo los brotes de arroz para volverlos a plantar en líneas regulares, así que los paisajes no son los típicos paisajes que se ven en las bonitas imagines de la zona, o sea, idílicos campos verdes con canales de aguas azules.



El paseo en moto fue tranquilo y en poco tiempo llegamos a nuestra primera meta, visitar la Pagoda de Bich Dong, una pagoda del año 1428 construida en la montaña.



Después de visitar la primera Pagoda puedes subir por una escalera de piedra que entra incluso en la montaña y accede a otros templos más arriba. Los templos son muy bonitos, además desde arriba hay muy buenas vistas aunque podían haber sido más espectaculares, pero la neblina invernal dejaba el paisaje blanco y etéreo.




Después de la visita a la Pagoda de Bich Dong nos dirigimos con nuestra moto hasta Tam Coc.
La entrada al circuito de Tam Coc cuesta 120m Dongs por persona, más el precio del barco que te lleva, 150m Dongs, por un total de 390m Dongs (aprox. 16€).


En el barquito que subes caben solo dos persona, más el remero, que en nuestro caso fue una señora de 61 años. La mayoría de los remeros son mujeres, increíble, sobre todo porque el esfuerzo de llevar turistas a remos durante un recorrido de 6 km de ida y 6 de vuelta no es fácil. Los remeros usan la extraña técnica de remar con los pies, seguramente mucho menos cansina que usar los brazos.



Nos metimos en un canal que nos llevó entre campos de arroz escondidos entre montañas kársticas, era como estar en Ha-Long Bay, pero entre arrozales, una maravilla. Incluso diría que mucho mejor.



La pena fue el tiempo y la temporada de invierno que no permitieron que disfrutáramos de un paisaje más idílico. El recorrido dura un par de horas. 



Navegamos por el río Ngo Don en medio de arrozales hasta llegar a la primera cueva, en total pasamos por tres cuevas. Con el barco te metes por debajo de un túnel muy bajo, donde pasa justo el barquito.



El recorrido termina pasada la tercera cueva. Lo increíble de estos lugares es que te vas metiendo hacia dentro en las montañas en terrenos a los que puedes acceder solo por el río o subiendo y bajando por las montañas, lugares escondidos, ideales para aislarte del mundo entero.



El recorrido con los barcos de Tam Coc me pareció precioso, es un lugar no muy turístico y aún no lo han estropeado las agencias turísticas. Espero que no lo estropeen como están haciendo con Ha-Long Bay. 



Incluso me atrevería a decir que este lugar es mucho más bonito de la Bahía de Ha-Long.
Nos fuimos de Ninh Binh porque el tiempo no era bueno pero por la zona hay muchísimas más cosas que ver. Vale la pena quedarse por aquí unos días.



Desde Ninh Binh cogimos un Sleeping Bus por la noche que en 12 horas nos llevó a 630 kilómetros más al sur de Vietnam, a la ciudad Imperial de Hué. Coste 400m Dongs (aprox. 16,50€).

Ha-Long Bay  <<  >>  Hué

4 comentarios:

  1. Genial Vietnam! !

    Vietnam lo tengo en el punto de mira para viajar este año. .
    Geniales las fotos Diego

    Os sigo siguiendo ;)

    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. hermosa y educativa experiencia

    ResponderEliminar
  3. Te sigo todo el viaje a Vietnam. No tengo mucho días y estaba pensando prescindir de Ninh Binh. ¿es una pena? Resto un día en Camboya?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta,,, Ninh Binh a mi me encantó,,, incluso más de Ha Long Bay!!!
      Yo no me lo saltaría... Piensatelo bien!!!
      Saludos

      Eliminar