El Gran Arrecife de Coral Australiano en Cairns, Australia. Vuelta al mundo

Etapa 68 
Cairns es la ciudad más importante para ir a ver el Gran Arrecife de Coral, desde aquí parten múltiples barcos y excursiones para ver los increíbles fondos marinos con la posibilidad de hacer, Snorkel, Buceo, ir en barco de suelo transparente, etc.
Los precios varían mucho según lo que quieras hacer, lo más barato que encontramos para hacer snorkel fue 99 AU$ (aprox. 67€) y desde ahí los precios suben hasta donde quieras y con la exclusividad que quieras.


El tour que elegimos fue bastante bueno para el precio que pagamos. Lo compramos en Compass Cruises, tienen oficina en Cairns o página web. El tour salió por la mañana a las 8.00h, fueron 2,30 horas de ida hasta la barrera y otras tantas de vuelta, visita a dos lugares de la barrera, en total unas 4 horas de inmersión, además incluía platos de fruta variada al llegar, café, té y agua gratis todo el viaje, almuerzo tipo buffet con barbacoa de carne y varias ensaladas y a la vuelta snack con galletas, queso y copa de vino. Nos pareció fantástico por el precio que tenía.


El barco tenía capacidad para unas 200 personas pero nosotros no éramos más de 80, además la barrera es tan grande que no te enteras de que hay más gente a tu lado. La máscara y las aletas estaban incluidas, pero si queres alquilar un traje de neopreno debes pagar 5 AU$ (aprox. 3,4€) más. Nosotros lo alquilamos ya que el día estaba un poco ventoso y el mar no estaba muy caliente.


El barco se paró a unos 100 metros de la barrera y bajamos a hacer snorkel. La pena fue que el mar estaba bastante picado, a unas cuantas personas les dio miedo meterse en el agua.
En la primera inmersión vimos varios bancos de peces y lo más bonito fue nadar junto a ellos, siguiéndolos por la barrera y en la segunda inmersión vimos un pez gigante, de un metro por lo menos, que nadaba tranquilo por los corales sin preocuparse de nuestra presencia y una tortuga que nadó por debajo de nosotros y luego se perdió en las profundidades del océano, También vimos un pequeño tiburón.


Los fondos de coral eran preciosos con mucha variedad y colores de todo tipo, pero creo que al final prefiero los fondos de las islas de Malasia. Aunque nadar en el gran arrecife de coral australiano fue toda una experiencia que recomiendo.
A parte de ver el gran arrecife, en Cairns no hay mucho más que hacer y que ver.
Cairns es una ciudad turística preparada para acoger a las miles de personas que vienen aquí todo el año. Pero aún así es una ciudad interesante donde se puede pasear tranquilamente.



Con el chico que nos hospedó fuimos a visitar un par de lugares alrededor de Cairns, el Lago Morris que está detrás de la ciudad y tiene unas vistas muy bonitas, un lugar tranquilo para relajarse, es la reserva de agua de la ciudad.



También fuimos a visitar The Boulders, un parque en el rainforest con un río y un charco natural donde te puedes bañar,,, aunque el agua estaba muy fría.



Desde Cairns decidimos ir a ver uno de los lugares más perdidos del norte de la costa este de Australia, Cooktown, el pueblo donde por primera vez desembarcó el Capitán Cook cuando llegó a Australia. Para llegar es bastante complicado pero tuvimos la suerte que nuestro siguiente CS que nos iba a hospedar estaba en Cairns y nos llevó hasta Cooktown, un viaje de 336 km. Tardamos más de 5 horas y recorrimos una de las carreteras con las vistas más impresionantes de Australia.



También pudimos ver los primeros canguros... salen por la tarde y es bastante peligroso cuando se viaja por carretera porque muchas veces saltan en medio y los coches los matan... vimos muchos muertos por la carretera,,, una pena. Pero también vimos a muchos vivos correr por los campos.


Brisbane  <<  >>  Cooktown 

La tranquila Brisbane, Australia. Vuelta al mundo

Etapa 67 
Después de más de ocho meses de viaje por Asia cambiamos de continente y entramos en Australia, llegamos a Brisbane. El visado lo hicimos unos días antes de volar, hicimos la eVisa, un visado para turistas con validez de un año y con el que no puedes estar en el país más de tres meses, el visado es gratuito.
Pasar el control de seguridad de Australia no fue difícil, aunque me recordó un poco a uno de esos programas de televisión sobre las fronteras… Nos hicieron varias preguntas del porqué del viaje, los lugares a donde íbamos, etc… y controlaron el pasaporte literalmente con lupa,,, lo pasaron por una máquina que revisa la filigrana del pasaporte, pero finalmente conseguimos entrar.


Desde el aeropuerto de Brisbane hay un tren, el Airtrain, que te lleva directamente al centro de la ciudad, coste 32 AU$ (aprox. 22€) ida y vuelta al aeropuerto, muy caro… ya los precios no son los de Asia…
Llegamos al centro de Brisbane y desde allí cogimos un bus, coste 5,6 AU$ (aprox. 3,8€), carísimo,,, pero teníamos que llegar a nuestra nueva casa durante los próximos días. En Australia decidimos probar la opción de alojamiento de Couchsurfing siempre que nos fuera posible.


Que es el Couchsurfing (CS)? Es compartir tu casa durante unos días con viajeros que pasan por tu ciudad, además de la casa se comparten experiencias, comida y estás viviendo unos días la vida real del lugar que estás visitando, con gente que vive allí y que te puede ayudar y aconsejarte sobre lo que se puede visitar o hacer.


Llegar a Australia fue como llegar a Inglaterra con un clima más favorable. Al contrario de lo que pensaba la gente es muy amable, te ayuda y habla un inglés comprensible, obviamente hay excepciones, pero en general es así.
Brisbane es una gran ciudad que parece un pueblo, es extensa, las casas son de estilo inglés, bajas con jardín. 



En el centro de la ciudad es donde se pueden ver los edificios más altos. Lo que me pareció increíble es que por las calles había poca gente. Llegamos un domingo y la ciudad parecía desierta, pero también el resto de los días no había mucha gente. En general en Brisbane no hay mucho que ver. Dimos un paseo por el centro, hay parques, un jardín botánico, una playa de arena blanca artificial al lado del río,,, parece que a la gente le gusta estar al aire libre. También hay edificios modernos junto a casas antiguas estilo inglés. 



Fuimos a visitar el Museo de la Ciencia, fue muy interesante ver los tipos de animales que viven en Australia y la Galería de Arte Moderno, las entradas son gratuitas para todo.


En Brisbane puedes comprar comida en la calle a un precio razonable, hay muchas tiendas de comida fast food y para llevar y la gente suele comer en las múltiples plazas o parques que hay por toda la ciudad. Brisbane me pareció una buena ciudad para vivir tranquilo, es una ciudad de familias, el clima es favorable, nunca hace demasiado frío ni demasiado calor.


Con los chicos del CS que nos hospedaron fuimos a visitar lugares a las afuera de Brisbane. Fuimos a visitar la Glass House Montain, a 70 km de Brisbane, son picos de rocas, restos de antiguos volcanes que salen desde el centro de una llanura, muy bonito.


Desde allí fuimos a visitar el Noosa National Park, a otros 70 km desde las montañas, en la costa. Dimos un paseo muy bonito en el interior del parque y pudimos ver nuestro primer koala,,, aunque estaba dormido encima de un árbol y un poco lejos de nosotros… seguimos el paseo por la costa, tienen playas muy grandes y bonitas, aunque ahora en agosto es invierno y el mar está un poco frío para bañarse… y al final del paseo vimos una ballena. Estaba cerca de la costa aunque un poco lejos para verla bien,,, pero fue una experiencia muy bonita. En agosto es temporada de ballenas en la Costa Este de Australia.



A la mañana siguiente los chicos nos llevaron a otro parque natural, el Natural Bridge, a 100 km al sur de Brisbane, para ver una cascada muy bonita. El agua cae en una cueva, en el interior hay rocas que forman un puente natural, muy bonito el efecto de luces y colores. 



Directamente desde la cascada volvimos a Brisbane y con el tren fuimos al aeropuerto para coger el vuelo hacia el norte de Australia, Cairns, a 1700 km de Brisbane, para ir a ver la Barrera Coralina. 


Decidimos coger un vuelo porque los buses de largo recorrido en Australia son mucho más caros que volar. Coste del vuelo 100 AU$ (aprox. 66€). Al aeropuerto de Cairns nos vino a recoger nuestro siguiente CS, todo un detalle por su parte.

Ubud (Bali)  <<  >>  Cairns 

Viaje a Indonesia, Sumatra, Java y Bali. Vuelta al mundo

Introducción 
El recorrido por Indonesia se hizo en 59 días en Junio, Julio y Agosto 2015.

Como hacer el Visado para Indonesia.
Cuando entramos en Indonesia todavía estaba en vigor la antigua legislación, o sea, tenías que pagar el visado de 30 días con posibilidad de extensión.
Pero alrededor del 15 de junio la ley cambió y la entrada a Indonesia ahora es gratuita, pero no tienes la posibilidad de extender el visado de momento.
Nosotros hicimos el visado con validez de 60 días, pero lo hicimos con antelación en Malasia.
Fue muy fácil conseguirlo, lo hicimos en Johor Bahru en un consulado nuevo y moderno.
Aquí está la explicación de cómo lo hicimos, Visado de Indonesia de 60 días.


Indonesia el país de las mil islas.
Indonesia es el archipiélago con más islas en el mundo, 17508, además de tener muchos más records.
Indonesia es tan grande y tan vasta que en uno o dos meses no tienes tiempo para ver muchas cosas, nosotros en dos meses conseguimos recorrer Sumatra, Java y un poco Bali y nos movimos bastante para conseguirlo. Seguramente es un país para volver a visitar. En general la gente es muy amable y si te alejas de las zonas más turísticas la gente es aún más amable.
Es un país musulmán, pero al contrario de lo que nos contaron o leímos antes de visitarlo, la religión se la toman con más suavidad y alegría, incluso las mujeres que visten con velos a veces se lo ponen y otras no, llegué a pensar que a veces se lo ponen de forma decorativa. Seguramente habrá gente más radical, pero esto pasa en todas partes del mundo.


Sumatra:
En Sumatra nos quedamos 30 días.
Antes de llegar a Sumatra habíamos oído y nos habían dicho que iba a ser duro por las condiciones del país y bla, bla, bla…
Sumatra me encantó, no hay mucho turismo extranjero, los pueblos no son muy grandes, la gente es simpática, alegre, amable,,, pudimos aprender un poco de indonesio para poder comunicarnos en las zonas más rurales, y siempre la gente te agradece que sepas y que quieras aprender su idioma. Indonesia no es como Malasia donde todo el mundo habla inglés, la mayoría hablan solo indonesio. Además de su gente, de Sumatra me encantaron los paisajes. Es una isla preciosa, verde, con una increíble diversidad de flora y fauna. Pudimos ver los Orangutanes, una experiencia inolvidable, estuvimos en el Lago Toba, el lago volcánico más grande del mundo, y muchísimas más cosas. La pena fue no tener más tiempo para ir a visitar las islas de Sumatra,,, otra vez será.


Java:
En Java nos quedamos 20 días.
Java es la isla más poblada de Indonesia, después de Sumatra fue un shock encontrarnos con tanta gente. En general Java no me llamó mucho la atención, hay lugares bonitos, pero nada de especial. La gente a veces puede resultar un poco pesada cuando quiere venderte cosas, además inflan los precios para los extranjeros, hay que tener cuidado para que no te encañen demasiado, pero esto en las zonas más turísticas.


Bali:
En Bali nos quedamos solo 9 días.
No nos dio tiempo a ver muchas cosas. Estuvimos en los lugares menos asaltados por los turistas Australianos y Europeos y aun así los lugareños me parecieron pesados acosando al turista para intentar venderle de todo. De las tres islas esta es donde acosan más al extranjero. Aún así Bali es una isla muy bonita, verde y el tipo de arquitectura es muy diferente de las otras dos islas. Aquí son principalmente budistas e hinduistas y esto se aprecia mucho en el tipo de arquitectura y decoración.


Este es el viaje por Indonesia, un recorrido de 4020 kilómetros y 130 horas en transporte, entrando por Medan en Sumatra, recorrimos toda Sumatra hasta llegar al estrecho con Java, desde allí cruzamos con un barco y recorrimos Java hasta el estrecho con Bali y desde Bali llegamos a Dempasar para coger el avión y entrar a Australia.
Terima Kashi (muchas gracias) Indonesia. 

Cuánto cuesta viajar a Indonesia?

El recuento de los gastos (2 personas):
- Alojamiento medio bajo con baño privado: 6705mil Rupias
- Transporte de larga distancia, buses, barcos: 3927mil Rupias
- Transporte de cortas distancia, taxi, moto: 1023mil Rupias
- Entradas a monumentos o atracciones: 3377mil Rupias
- Comida: 7867mil Rupias

Media gastos diarios en 59 días: 13€ por persona.

Malasia  <<  >>  Australia 

Ubud el pueblo de las casas templos, Bali, Indonesia. Vuelta al mundo

Etapa 66 
Cuando llegamos a Ubud y bajamos del shuttle enseguida se acercaron para ofrecernos alojamiento. En Ubud hay alojamiento para todos los bolsillos. Lo bueno es que la mayoría de los alojamientos están en antiguas casa tradicionales balinesas.
Nosotros estuvimos en una casa tradicional muy bonita en una zona tranquila aunque cerca del centro. 


Las casas en Ubud son como pequeños “pueblos” familiares. Aquí vivía toda la familia, tienen un templo para las ceremonias, como el matrimonio y el funeral, además tienen otro templo dedicado a los dioses donde se hacen ceremonias y donde se reza.


Aquí son principalmente hinduistas. Todas las mañanas alguien de la casa pone flores frescas y ofrendas a los dioses, súper bonito. Ahora en lugar de vivir toda la familia hospedan a los turistas, diría que casi todas las casas antiguas de Ubud hospedan a gente… No hay problema en encontrar alojamiento siempre hay alguien que busca huéspedes.


Ubud es una ciudad de arte, es la cuna del arte Balinés y Bali es la cuna del arte Indonesio.
Ubud no es un pueblo muy grande, pero el desarrollo turístico de los últimos años ha hecho que este pequeño pueblo se llenara de turistas. En el centro es difícil caminar debido a la cantidad de gente que hay por las aceras y el tráfico que circula por la ciudad. También hay que decir que nosotros estuvimos a principios de agosto, una de las peores épocas para viajar a Bali.



Ubud me pareció un pueblo precioso, a pesar de la cantidad de turistas conserva una arquitectura antigua balinesa muy bonita. Pasear por sus calles y perderse por ellas es lo mejor que se puede hacer en Ubud. Cada rincón y cada esquina son diferentes y al mismo tiempo igual que al resto, pero al final siempre te sorprende. Y paseando y paseando te encuentras con muchísimas tiendas de ropa, souvenir, arte, etc.



A parte de los paseos bonitos que se pueden dar en el interior del pueblo, a los alrededores hay muchos más paseos.


Ubud está rodeado por terrazas de arrozales y campos de cultivo. Hay caminos que te llevan por los arrozales donde puedes dar un agradable paseo de unas cuantas horas paseando también por las pequeñas villas que rodean a Ubud, todo muy bonito.




Otro de los atractivos de Ubud es el Monkey Forest (selva de monos), entrada 30mil Rupias (aprox. 2€). Es un espacio concebido para que el hombre se encuentre con la naturaleza y el espíritu. Es un parque con templos y centenares de monos. 



Los monos que viven en el interior del parque están acostumbrados a ver y relacionarse con gente pero aun así hay que tener cuidado con ellos, son muy traicioneros, vimos como en varias ocasiones intentaron morder a personas. Pero lo bonito fue también que pudimos ver de cerca varias familias de monos, desde los mayores a los bebes.



Y aquí después de más de ocho meses de viaje se acaba Asia… ya tocaba movernos a nuestro segundo continente, Oceanía. Después de unos días en Ubud con un Shuttle fuimos al aeropuerto de Dempasar, coste 50mil Rupias (aprox. 3,3€). Desde hace unos meses ya no hay que pagar las tasas del aeropuerto antes obligatorias para salir de Indonesia.
Desde Bali volamos a Singapore y desde Singapore volamos a Brisbane, Australia.