La playa de Nha Trang, Vietnam. Vuelta al mundo

Etapa 27
A Nha Trang llegamos muy temprano por la mañana y nos fuimos en busca de un lugar donde dormir. El día que llegamos era la víspera de la celebración del Fin de Año Chino y todos los hoteles subían los precios al doble o más, pero al final conseguimos una buena habitación cerca de la playa a buen precio.
Nha Trang es famosa por sus playas y su bahía. La Bahía de Nha Trang está considerada una de las más bellas del Sureste Asiático.


Nha Trang es simplemente una gran ciudad turística con todos los atractivos para los turistas que buscan sol y mar. La pena es que a mi parecer destrozaron la ciudad y la playa construyendo enormes hoteles en toda la línea de costa y al lado de la playa, haciéndola una ciudad de hoteles, restaurantes y agencias.


Nha Trang es la Meca del turismo ruso, los lugareños te hablan en ruso antes que en inglés y los menús en los restaurantes están en ruso también.
La playa de Na Trang es bonita, pero creo que está muy sobrevalorada. La playa de Hoi An es seguramente más bonita, pero para gustos colores.


Aquí estuvimos unos días descansando y viviendo el Fin de Año Chino.
La noche de Fin de Año organizaron una gran fiesta al lado de la playa donde participaron cantantes, grupos de bailes y teatro tradicional.


Al final los fuegos artificiales cerraron la gran fiesta y se inauguró el nuevo año de la Cabra.
Lo curioso es que los carteles decían Happy New Year 2015,,, y estábamos en febrero… a saber que año era enero…. Chuc Mung Nam Moi 2015….
Ya es la segunda vez que partimos el año 2015.

video

Realmente Nha Trang no me ha gustado demasiado, se hubiera podido evitar… a mí no me gusta este tipo de turismo y de playas masificadas.
Después de Nha Trang nos dirigimos a Dalat, una ciudad de montaña, rodeada de lagos y plantaciones de café. Para movernos conseguimos por fin contactar directamente con la compañía de trasporte sin pasar por una agencia y conseguimos el billete del bus a muy buen precio, 180mil Dongs (aprox. 7,5€). 


La compañía se llama FUTA Phuong Trang y se mueve principalmente en la zona sur de Vietnam.

Hoi An  <<  >>  Dalat

La hermosa ciudad de Hoi An, Vietnam. Vuelta al mundo

Etapa 26
Hoi An es una pequeña ciudad vietnamita a la orilla del río Thu Bon con orígenes muy antiguos. En el siglo I disponía del mayor puerto del Sureste Asiático y fue un importante centro de comercio en los siglos XVI y XVII.


Hoy Hoi An es una hermosa ciudad con un maravilloso centro histórico que cautiva al visitante por sus colores, arquitectura y vida. Hoi An es ciudad patrimonio histórico por la UNESCO.



Que hacer en Hoi An? Lo mejor que se puede hacer es simplemente pasear por sus hermosas calles, descubrir rincones para fotografiar y comer.
En general la comida en Vietnam desde el primer día en que llegamos ha sido muy rica pero además Hoi An tiene una antigua tradición culinaria incluso con escuelas de cocina.



El plato típico de Hoi An es el Cao Lao, unos noodles morenos con verduras y lonchas de pata asada de cerdo, muy rico. Además hay mucha más variedad de platos con marisco y pescado.


El hermoso Centro Histórico se puede visitar con un fácil recorrido. Si quieres entrar a visitar algunas de las casas antiguas, museos o templos tendrás que comprar un ticket. El ticket cuesta 120mil Dongs (aprox. 4,9€) y te permite entrar en 5 de los 15 monumentos del centro histórico. Tú puedes elegir a donde entrar.



El recorrido se puede hacer tranquilamente en un día. En general todas las casas del centro merecen la pena una visita, todas son casas tradicionales vietnamitas. Lo que pasa es que todas estas casas se han convertido en tiendas para turistas. Entra en la tienda y detrás de la multitud de cosas que venden puedes ver la casa antigua.



Durante el recorrido pudimos ver varios templos, algunos con ticket y otros con entrada libre, varias casas tradicionales, además de casas donde se reunía la comunidad para tomar decisiones.




El punto más importante y emblemático de Hoi An es el Puente cubierto Japonés. Es seguramente el mejor ejemplo del pasado mercantil de la ciudad, lo construyeron los comerciantes japoneses de Hoi An en el siglo XVI para unir el barrio chino con el japonés.


El puente está construido en madera y piedra, tiene las fachadas de color rojizo y un templo por un lateral, además están los guardianes del puente, unos perros de piedra en las entradas.



A parte del recorrido cultural por la ciudad simplemente pasear es muy bonito. Otra de las cosas más características de Hoi An son las sastrerías. Hay tiendas de sastres en cada esquina y crean trajes a medida a unos precios mucho más baratos que en occidente. Hasta yo al final decidí hacerme unos pantalones para el viaje…


Otra zona muy interesante es como siempre el mercado local, con todos sus coloridos de frutas y verduras, y las partes más desagradables de las carnicerías.



Dentro del mercado hay una zona donde preparan comida local muy barata.



La ciudad siempre tiene vida, incluso por la noche es muy bonito dar un paseo por la zona del río. Todas las calles están iluminadas con farolillos rojos, esto le da un toque muy pintoresco al ambiente alegre de la ciudad. Además aconsejo ir a comer en los puestitos locales que abren a partir de las 16.00h a la orilla del río, muy ricos y baratos.



Uno de los días que estuvimos en Hoi An alquilamos una bicicleta y fuimos a ver la playa. La playa está a unos 3 kilómetros de la ciudad. Es una playa muy bonita con arena blanca. Hasta ahora diría que es la mejor playa que he visto en Vietnam. La pena fue que en esta temporada el mar aún estaba muy frío para bañarse.


Después de pasar unos bonitos días en Hoi An con un bus nos fuimos hacía Nha Trang a pasar unos días en la playa y porqué no, el Nuevo Año Chino... El recorrido en Sleeping Bus fue de unos 510 km en 12 horas, coste 210mil Dongs (aprox. 8,70€). Durante el periodo de fin de año chino todos los precios suben por las fiestas.

Hué  <<  >>  Nha Trang

La ciudad Imperial de Hué, Vietnam. Vuelta al mundo

Etapa 25
Llegamos a la ciudad Imperial de Hué por la mañana después de una noche casi sin dormir en un Sleeping Bus, la “cama” era demasiado corta… En la estación de buses enseguida se te acerca un montón de gente preguntándote si tienes un lugar donde dormir,,, que amables…..
La estación de buses estaba muy cerca de la zona de los hoteles y fuimos caminando buscando nuestro nuevo hogar para estos días.
El tiempo iba mejorando, y ya no hacía el frío de los días anteriores.



Hué fue la capital de Vietnam hasta el 1945. Fue capital Imperial y su extensión y estilo se parecía a la Ciudad Prohibida de Pekín. El conjunto de monumentos es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Ahora Hué es una ciudad llena de vida, alegre y tranquila. En general todas las actividades de la ciudad se desarrollan a lo largo del Río “Song Huong”, el Río Perfume.



El atractivo más importante de la ciudad es la Ciudadela de Hué (Kinh Thanh Hué). Es una ciudadela construida en el siglo XVII por orden del Emperador Gian Long. Durante su construcción se unieron los conceptos de la geomancia China y la arquitectura militar. El conjunto final es una armónica construcción que une preciosos Palacios, hermosos Templos fundidos entre murallas, bastiones y fosos.



La entrada a la Ciudad Purpura Prohibida cuesta 105mil Dongs (aprox. 4,30€). 
El conjunto de monumentos en el interior de los muros es bastante grande, nosotros tardamos más de 4 horas en visitarlo con tranquilidad y nos hubiéramos quedado más tiempo pero el cansancio y el hambre fueron más fuertes.



Los muros exteriores de la Ciudadela son un cuadrado de 2,5 kilómetros por cada lado, mientras la Ciudad Purpura Prohibida mide unos 600 metros por cada lado.
Se entra por la puerta Ngo Mon, antiguamente usada por el emperador y se accede a la zona del Trono, donde el Emperador recibía las visitas.



El único hombre que estaba autorizado a cruzar los muros de la Ciudad Purpura era el Emperador, cualquier otro hombre que se permitía pasar estos límites estaba castigado con la muerte.
La Emperatriz, la Reyna Madre, las Concubinas y los Eunucos eran la única compañía del Emperador en la Ciudad Purpura Prohibida.


Ahora la fabulosa y antigua Ciudad Purpura está en restauración. La guerra y un Tifón destruyeron la mayoría de las construcciones. Pero aun así pasear por lo que queda de las antiguas construcciones y las que están restaurando es un placer y una emoción.



La Ciudad Purpura Prohibida es una visita obligada en Hué.


Al día siguiente de la visita a la Ciudadela decidimos alquilar una moto, esta vez el coste fue de solo 4$ más 3$ de gasolina y fuimos a recorrer los alrededores de Hué. 
En las ciudades Vietnamitas hay siempre centenares de motos circulando por las calles y prácticamente no hay coches...


Queríamos visitar las famosas Tumbas de los antiguos Emperadores y por la mañana nos encaminamos a buscar los restantes monumentos a las afueras de la ciudad.
Primero fuimos a ver la Pagoda más importante de Hué, la Thien Mu Pagoda.
Construida a la orilla del Río Perfume es un icono de Vietnam.


Es una Pagoda de siete pisos. En un lateral hay una Tortuga enorme, símbolo de la longevidad. 
Más allá está el Templo, lo que más me llamó la atención fueron los tres budas de bronce. El Buda del pasado, el Buda de presente y el Buda del futuro… como en los cuentos de Navidad de Dickens … muy curioso.



Después de la visita al Templo, Pagoda de Thien Mu, volvimos a nuestra moto y nos metimos en los campos alrededor de Hué a buscar las Tumbas de los antiguos Emperadores.


La Primera tumba que visitamos fue la de Lang Tu Duc (Tu Duc Tomb). Entrada 80mil Dongs (aprox. 3,3€). El complejo de estas tumbas es bastante grande. Están dentro de una muralla.
Aquí vivía el Emperador con sus esposas, concubinas y eunucos desde que la construyo hasta su muerte.



El complejo es muy bonito e interesante. En general están muy bien conservadas. Primero se pasa por la parte antigua donde estaban las mujeres y las concubinas, todo hecho de madera, incluso con muebles antiguos de la época.



Luego en la parte de los jardines y lago están las tumbas del Emperador y de la Emperatriz. Están separadas la unas de la otra. Además el emperador nunca se enterró aquí. Se enterró en un lugar secreto con sus tesoros.



Terminada la visita a las hermosas Tumbas de Tu Duc, después de comer algo en los puestitos locales por la zona nos dirigimos a las más alejadas y más famosas tumbas de Lang Minh Mang (Ming Mang Tomb). Entrada 80mil Dongs (aprox. 3.3€).



Realmente no he entendido porqué estas tumbas son más importantes y famosas que las anteriores. A mí me parecieron más auténticas, majestuosas y hermosas las tumbas de Tu Duc.


Las tumbas de Minh Mang son un homenaje al antiguo Emperador por parte de su sucesor.
Es un recorrido recto que pasas a través de varios templos hasta llegar a una isla en el centro de un pequeño lago donde está colocada la tumba del Emperador que está cerrada, solo se abre una vez al año, en el aniversario de su muerte. Bonito, pero las otras son mucho mejores….


Agotados después de un día en moto y de ruta volvimos al Hotel a descansar.
Al día siguiente cogimos un bus que nos llevó a la ciudad de los sastres, Hoi An. Coste del bus 4$. Tardamos 6 horas en recorrer 140 km, el bus iba a una velocidad media de 40 km por hora,,, una desesperación….

Ninh Binh  <<  >>  Hoi An