Songkran, la fiesta del agua, en Sukhothai, Tailandia. Vuelta al mundo

Etapa 38
Desde Chiang Mai llegamos a la antigua capital de Tailandia, Sukhothai.
Sukhothai en el siglo XIII fue la capital del Reino de Siam. Aquí es donde el rey Ramkhamheamg desarrolló los primeros caracteres de la escritura Tailandesa.
Sukhothai ahora es un Parque Arqueológico que conserva parte de la antigua arquitectura tailandesa.
New Sukhothai es ahora el nuevo pueblo desde donde se llega a la Old Sukhothai.


Sukhothai es un pueblo muy tradicional y a parte del Parque Arqueológico es famosa también por su festival Loi Krathong donde se lanzan al cielo miles de farolillos.
Nosotros llegamos a Sukhothai justo en el periodo de las fiestas del año nuevo Tailandés, el Songkran, que se celebra en abril, en el verano de Tailandia.


Siendo Sukhothai un pueblo muy tradicional pensamos que era un buen lugar donde pasar las fiestas del Songkran, viviendo una Tailandia un poco más auténtica y así fue.
El día 13 de abril empieza el Songkran, las fiestas del año nuevo que duran tres días seguidos. La mayoría de los tailandeses están de fiesta y se mueven a los pueblos a ver las familias o se van de vacaciones.


En estos días es más complicado moverse y encontrar alojamiento.
El día del año nuevo lo vivimos en la calle viviendo la gran fiesta del agua. En las calles se montan tuberías con aspersores alimentados por camiones de bomberos, se preparan piscinas y cubos llenos de agua,,, y empieza la fiesta,,, el Songkran…


Todo el pueblo de Sukhothai pasa por las calles del centro, cerradas al tráfico, para vivir el ritual del agua. Se lanzan miles de litros de agua. La gente se mueve con cubos y pistolas de agua y se hacen batallas muy divertidas y “sanas”… nada de borrachos o peleas. El Songkran es también una fiesta religiosa budista y se ofrece agua a Buda para que de prosperidad.


En estos días cada vez que sales a la calle te arriesgas a volver completamente mojado.
Un día entero lo pasamos jugando con el agua en la calle,,, súper divertido!!! Además éramos los únicos extranjeros que se metieron por las calles a jugar con el agua y con ellos,,, éramos la novedad y todo el mundo quería mojarnos…


A parte de la fiesta del Songkran a Sukhothai también fuimos para ver el Parque Arqueológico.
Para llegar a la Old Sukhothai se puede coger una especie de camión colectivo que por 30 Bahts (aprox. 0.85€) te lleva hasta la entrada del parque. Justo antes de entrar puedes alquilar una bicicleta por otros 30 Bahts, pero si vas a visitar solo la parte central del parque no hace falta, puedes ver los monumentos caminando.


El Parque Arqueológico de Sukhothai está dividido en 5 zonas, la central y 4 que la rodean.
La entrada a la parte central de Sukhothai cuesta 100 Bahts (aprox. 2,80€). Las otras cuatro zonas de templos, dos son gratis y dos hay que pagar otros 100 Bahts cada una. Ya no existe el ticket de entrada a todo el complejo.


Empezamos el recorrido por el Wat Mahathat, con un gran Buda principal y muchos más en el interior del templo, 198 Chedis rodean el monasterio.



Desde aquí nos movimos por las calles del centro para encontrar los otros templos importantes. Llegamos por las arboladas calles del complejo hasta el Wat Si Sawai, con tres grandes torres de estilo Khmer e influencia Hindú. Es muy interesante rodearlo para ver todas sus perspectivas.



Seguimos el recorrido, por las zonas verdes con pequeños canales y laguitos. 
Finalmente llegamos al Wat Sa Si. Está en el centro de un lago. Para acceder hay que pasar por un bonito puente. Es muy simple, de estilo clásico Sukhothai, hay un Chedi, un gran Buda y unos restos de columnas.



Luego nos encaminamos hacia la gran estatua de bronce negro del Rey Ramkhamheamg, el tercer rey de la dinastía del reino de Siam, importante porque desarrollo los caracteres de la escritura Thai.


En general el Parque es un lugar muy cuidado, hasta parecer un poco artificial…
Muy tranquilo, aunque nosotros fuimos justo en el peor momento, las vacaciones tailandesas.


A Sukhothai la llaman la Angkor en miniatura, supongo por su importancia histórica, ya que no me pareció tan interesante como Angkor.
Probablemente después de ver Angkor estos complejos de monumentos menores no los ves con los mismos ojos. Sukhothai es bonita y seguramente vale la pena parar por aquí a visitarlo.


Pero lo que me ha gustado mucho más y que si no hay que perderse, ha sido el cercano Parque Arqueológico de Si Satchanalai y Chaliang.
Este parque se merece un post para él solo.
Está a solo 56 kilómetros de Sukhothai y para llegar puedes alquilar una moto o coger un bus.

Chiang Mai  <<  >>  Si Satchanalai

Los templos de Chiang Mai, Tailandia. Vuelta al mundo

Etapa 37
En Chaing Mai había estado anteriormente, y la recordaba como una linda y tranquila ciudad.
Y efectivamente la recordaba muy bien.
El centro histórico de Chiang Mai es un cuadrado de 2 x 2 kilómetros rodeado por muros y canales. Chiang Mai es importante y famosa por sus templos budistas, hay más de 300.


Chiang Mai es una ciudad muy tranquila, se puede pasear por el centro con mucha tranquilidad, sus pequeñas calles, muchas veces arboladas, dan un poco de descanso al fuerte sol y calor. Estamos en la temporada de verano en Tailandia y las temperaturas son muy altas en este periodo. Para refrescarse hay que intentar estar en zonas de sombra y beber muchos de los ricos batidos de fruta fresca que te ofrecen en cualquier lado.


La visita a los templos de Chiang Mai se puede hacer en un día.
Una descripción más detallada de los Wat y del recorrido por Chiang Mai está en mi anterior post sobre Chiang Mai.
Se puede empezar por la zona norte del centro histórico, por el Wat Chiengman, el más antiguo de la ciudad.  



Luego te vas moviendo por las calles del centro y te vas encontrando con las decenas de templos que hay en el interior de los muros.



El Wat Phan Tao es uno de los templos que más me ha gustado.
Es un Wat construido en madera Teak, es de color negro, cuando estás dentro sientes una energía especial.



El recorrido termina en el Wat más importante, el Wat Phra Singh, donde está el Buda más importante y venerado de la ciudad.



A parte de los bonitos templos, en Chiang Mai se pueden hacer muchas cosas para entretenerse, cursos de cocina, visitas a los mercados, diurno y nocturno, masajes, comer y pasear.
Aquí nos quedamos unos días, nos fuimos justo antes de que empezara el festival de Songkran, el festival del agua para celebrar el año nuevo Tailandés.


Desde Chiang Mai nos fuimos hacia el sur, Sukhothai, la antigua capital de Tailandia.
Salimos por la mañana temprano para intentar coger un bus, ya que era complicado encontrar plaza durante las fiestas de año nuevo y lo conseguimos. El bus tardó 5 horas y media en llegar a Sukhothai, coste 228 Bahts (aprox. 7,8€).

Pai  <<  >>  Sukhothai

Pai el pueblo hippie de Tailandia. Vuelta al mundo

Etapa 36
Desde Camboya entramos a Tailandia y subimos hacia el norte hasta llegar al pueblo hippie de Pai, al norte de Chiang Mai.
Pai es un pueblo rodeado de montañas y metido en un verde valle. Es la típica meta de los hippies, los rastas y los bohemios,,, un lugar donde te puedes relajar…


O por lo menos lo era… Ahora es un pueblo para turistas de todo tipo. Los hippies y los rastas reggae ya no se ven a estas latitudes. Pai ahora es básicamente un pueblo para guiris…
Pai es un cuadrado de 4 calles, calles de restaurantes, Guest Houses, locales de suvenires, alquiler de motos y agencias turísticas que organizan tours…
Luego está el Pai al otro lado del río,,, donde hay bungalows para todos los gustos y precios.


Para llegar a Pai desde Chang Mai se puede coger un bus de línea (hay uno al día, 80 Bahts, aprox. 2,25€) o un minivan (hay uno cada hora, 160 Bahts, aprox. 4,5€). 
La carretera que lleva hasta Pai es famosa por sus curvas, son 762 curvas en un recorrido de 130 kilómetros, en minivan se tarda 3 horas. Un reto para la gente que marea...
En Pai nos alojamos en uno estupendo bungalow de bambú y paja cerca del centro, muy tranquilo y por solo 400 Bahts (aprox. 11€) con desayuno incluido, Baam Riverside.


No obstante la cantidad de turistas que hay en Pai, y fuimos en temporada baja, este lugar transmite tranquilidad. Aquí nos quedamos una semana… 
Que hacer en Pai una semana???
A parte comer una deliciosa y fresca fruta, cuando baja el sol el pueblo te ofrece mercadillos, puestos de comida callejeros, fiestas,,, y todo a muy buen precio. Cuando el sol está alto y las temperaturas tocan los 40 grados, lo mejor es alquilar una moto para recorrer los alrededores o pasar el día en una piscina.


Nosotros alquilamos una moto un par de días. Lo que hay alrededor del pueblo lo puedes visitar tranquilamente en un día.
Por la mañana salimos temprano y nos dirigimos hacia el norte. 
Nuestra primera parada el Wat Nam Hoo, donde lo único interesante que pudimos ver fue unos alegres niños monjes jugando.


Seguimos por la carretera y nos encontramos con un teórico pueblo Chino, Baan Santichon Village. En esta zona hay una gran comunidad china. Pero resultó que el pueblo es solo una gran turistada, parecía un parque temático, un horror… incluso con una reproducción de una parte de la Muralla China.


Desde aquí seguimos hasta la primera catarata, la Mar Paeng Waterfall. Abril es el verano tailandés y es temporada seca,,, la cascada estaba prácticamente sin agua. Supongo que en temporada de lluvia los toboganes naturales pueden ser divertidos de bajar.


Este recorrido es de solo 7 kilómetros. Volvimos hacia Pai y seguimos por el segundo recorrido, esta vez circular y de 17 kilómetros.
Pasamos por el Wat Toong Pong, un lugar muy tranquilo.


Luego nos dirigimos a ver la segunda cascada del día, la Pam Bok Waterfall. Para legar a la cascada hay que caminar unos 5 minutos por un sendero en un bosque,,, pero esta también estaba seca.


Volvimos a la carretera 1095, la principal, y nos dirigimos al Kang Lan, El Pai Canyon.
El Pai Canyon es uno de los puntos más atractivos de Pai. El Cañón está compuesto por una serie de recorridos de lenguas escarpadas de tierra, complicadas de recorres si tienes vértigos y divertidas si no lo tienes.



El Cañón es famoso también por sus bonitos atardeceres.


Desde el Cañón de Pai seguimos por la 1095 hasta el Memorial Bridge. Una reconstrucción de un antiguo puente construido por los japoneses en la segunda guerra mundial. Es solo una reconstrucción, el original se voló cuando los japoneses se fueron.


Desde el puente nos metimos por una carretera interna, por el interior de los verdes campos de Pai y llegamos hasta el Wat Moe Yen (Temple on the Hill). Para subir al templo hay una escalera de 354 escalones, pero se puede subir también en moto.



Desde aquí se pueden ver unas bonitas vistas del valle de Pai. La pena fue que en la semana que estuvimos nosotros las montañas y el pueblo estaban envueltos en una bruma que no entendimos que era, de donde venía y si era normal aquí.


Otro día alquilamos otra moto para ir a visitar la Lod Cave.
La Lod Cave está a 50 kilómetros de Pai. Para llegar hay que recorrer una bonita carretera entre montañas, en poco más de una hora se llega. Hay que tener cuidado porque hay muchas curvas, además hay que tener en cuenta que en Tailandia se conduce por la izquierda…
Para entrar hay que pagar 100 Bahts más 150 Bahts por el guía remador (aprox. 7€).


Las Cuevas son espectaculares. Un pequeño río entra y recorre las cuevas. Subes a un barquito de bambú y el guía remador te lleva por el río y para en las tres grandes salas de la cueva.
Es un poco la imagen de Caronte que te lleva al Hades...


La cueva es muy grande, con salas enormes, son tan grandes que no se puede apreciar su real belleza porque la luz de la linterna no alcanza iluminar todo. 



No hay luces que iluminan los espacios, la única luz que hay es la del guía y su linterna de gas. El recorrido dura más de una hora. En el interior de la cueva te mueves caminando por las grutas y te desplaza con el barquito de bambú.




Un lugar hermoso y impresionante. 
Terminado el recorrido dimos un paseo por el bosque alrededor de las cuevas, pudimos llegar hasta la salida de la última cueva y pasear explorando el río.


Vale la pena recorrer 50 kilómetros para llegar hasta la Lod Cave.


En el periodo que estuvimos en Pai pudimos asistir también a una fiesta que se hace en pocos lugares del norte de Tailandia. Es una especie de ceremonia de iniciación. Es el pasaje de una etapa de los niños del pueblo.


Durante 3 días pintan a los niños y lo llevan por los varios templos de Pai. Lo curioso es que los niños pueden tocar solo suelo sagrado, cuando salen de las zonas sagradas son los familiares que los llevan a piola.


Pai es un lugar tranquilo para descansar y relajarse.
Desde Pai con un Minivan, esta vez 150 Bahts (aprox. 4,25€), volvimos a Chiang Mai.