Desde Krui, Sumatra a Bogor, Java. Indonesia. Vuelta al mundo

Etapa 59 
Llegamos a Krui después de un movido viaje en bus de 8 horas. Durante la bajada hacia el sur de Sumatra de los últimos días pude notar como las plantaciones de Palmas para hacer aceite están destruyendo una isla tan bonita como esta. Por la carretera se podían notar como las grandes extensiones de selva se habían convertido en kilómetros y kilómetros de plantaciones de Palmas. Indonesia y Sumatra en particular tienen una biodiversidad increíble de animales y vegetales, una de las más altas del mundo y es muy triste ver como el gobierno Indonesio se la está cargando por razones económicas.


Krui fue nuestro primer destino de mar en Sumatra, aquí nos quedamos unos días.
Krui es principalmente un destino para surferos, dicen que aquí están las mejores olas de Indonesia. Esperábamos encontrar playas paradisíacas, pero no fue así.



Krui, como dije antes, es un destino para surferos, así que hay olas, pero la playa no es nada interesante. Además el sol era muy fuerte y era casi imposible quedarte en la playa. Los surferos están todo el día metidos en el agua y lo pueden aguantar…


Krui es otro de los pueblos interesantes y pintorescos de Sumatra. La gente es muy amable, aquí empezamos a oír el famoso “Hello Mister”, que por lo visto era la frase típica de los indonesios hacia los extranjeros, pero que en Sumatra todavía no habíamos escuchado.



En la playa de Krui pudimos ver unos atardeceres hermosos con el sol que caía directamente en el mar y por la noche vivir la auténtica vida local en la feria que montan al lado de la playa.



De Krui tuvimos que irnos antes de lo previsto ya que empezaba la última semana del Ramadán y en esta última semana los precios de los buses se disparaban porque la gente se mueve para visitar a sus familias y todavía teníamos que recorrer más de 300 kilómetros para llegar a Java.
Antes de llegar a Java decidimos pararnos en otro lugar de mar, Kalianda, que está a solo 50 km de Bakauheni, desde donde salen los ferry para Java. 


El Bus desde Krui a Kalianda costó 200mil Rupias (aprox. 13€). Recorrimos más de 300 km y por la noche, sobre las 22.00h nos dejó en medio de la carretera a las afueras del centro del pueblo,,, pero nos dejó al lado de la policía, para que ellos nos pudieran ayudar a encontrar una forma para llegar al pueblo de Kalianda, muy amables por su parte… 
Era de noche, oscuro y enseguida se acercó un grupo de personas que querían llevarnos al pueblo, pero a unos precios fuera de lo normal,,, claro, piensan, “bulé, bulé” (extranjeros, extranjeros), perdidos por la noche y quieren aprovecharse, se notaba que estábamos muy cerca de Java, entonces llegó un inspector de policía y la gente se esfumó. Nos llevó a la comisaría todo orgulloso por haber encontrado “bulés” en la calle y nos hizo sentar, nos ofrecieron bebidas, nos presentó a todos los policías de la oficina y gracias a que ya hablamos algo de indonesio conseguimos echarnos unas risas con ellos. Nos sacaron las fotos de rutina,,, la novedad y hasta nos llevaron a la celda donde había tres tipos encarcelados, que también descojonados se quisieron sacar fotos con nosotros, hasta que insistimos en que buscaran una solución para encontrar un lugar donde dormir que ya era casi medianoche y no queríamos dormir con los presos. Llamaron a una Guest House y nos vinieron a buscar.


Al día siguiente descubrimos que en Kailanda no había nada de interesante, lo único interesante o diferente fue el encuentro con la policía, así que decidimos que ya era hora de cruzar el charco para ir a Java.


En la Guest House contratamos un trasporte hacia Bakauheni, el pueblo desde donde salen los ferries. El trasporte nos costó 50mil Rupias (aprox. 3,5€). Querían más, pero se le rompió el coche en medio del trayecto y tuvimos que cambiar a otro, así que le dimos menos dinero.
Llegamos a Bakauheni y a las 11.00h de la mañana cogimos el ferry para cruzar a Java, coste 15mil Rupias (aprox. 1€). El barco tardó 2 horas y media para llegar hasta Merak. Dejamos Sumatra una isla preciosa que nos había encantado en todas sus formas con malas ganas… A ver que nos ofrecía Java.


Llegamos a Merak y fuimos a la estación de buses que está al lado del puerto. Allí enseguida cogimos un bus dirección Bogor, no queríamos pasar por Jakarta, es una ciudad enorme que queríamos evitar y que no nos interesaba. El bus de Merak a Bogor costó 60mil Rupias (aprox. 4€), tardamos 5 horas en llegar. El bus pasaba por Jakarta y allí había un tráfico impresionante, no sé si era por culpa de las vacaciones o si era siempre así.
Legamos a Bogor por la noche, encontramos una Guest House, bastante cutre, pero en el centro y al lado de lo único interesante de Bogor, el jardín botánico.


Al día siguiente nos quedamos en Bogor para visitar estos famosos jardines creados por los ingleses a finales del 1800. Bogor es una ciudad muy grande y es considerada el suburbio de Jakarta. Hay muchísimo tráfico por las calles, y también hay un montón de gente paseando o haciendo de todo. Después de tanto tiempo en los pequeños pueblos verdes de Sumatra fue un poco shock volver a las grandes ciudades.


Durante el día fuimos a visitar el jardín botánico, entrada 15mil Rupias (aprox. 1€). Hacía mucho calor, menos mal que en el jardín había árboles y podías caminar a la sombra.
Para mi gusto no había nada interesante, pero pasamos el día en un lugar fresco y lejos del fuerte ruido de los coches de la ciudad.


Al día siguiente seguimos con nuestro largo maratón hacia un lugar tranquilo de Java.
Por la mañana nos despertamos muy temprano y en la estación de buses cogimos el primer bus que desde Bogor nos llevaría a Bandung, coste 80mil Rupias (aprox. 5,3€), tardamos 3 horas y media. Desde la estación donde llegamos tuvimos que cruzar con otro bus esta nueva gran ciudad, coste 5mil Rupias (aprox. 0,3€), para llegar a la estación desde donde salían los buses que desde Bandug nos llevarían hasta nuestro destino final Pangandaran, coste 70mil Rupias (aprox. 4,6€). También este bus salió justo cuando llegamos. Recorrimos casi 400 kilómetros en un día para llegar a un lugar de playa y poder quedarnos tranquilos unos días. Queríamos llegar antes que empezaran las fiestas del final del Ramadán. Por cuarta vez en casi 8 meses de viaje de vuelta al mundo estábamos viviendo otra especie de “Navidad” con lo que esto conlleva,,, precios altos y lugares llenos de gente. 


1 comentario: